Buena Vista Social Club ¿banda o marca?


Michael Voss

Es domingo en la noche en La Habana Vieja y decenas de turistas acuden a un local nocturno ubicado en la colonial Plaza Vieja de la capital cubana para escuchar la música de Buena Vista Social Club.

El principal entretenimiento de la noche es el sonero de 67 años Félix Baloy y su orquesta. Elegantemente vestido de traje blanco y sombrero, está a cargo de producir una vibrante velada de ritmos y canciones tradicionales.

Baloy cantó en varios de los primeros álbumes de Buena Vista Social Club y ahora puede utilizar el nombre de la famosa banda en la publicidad de sus presentaciones. Es que el grupo musical se ha convertido en una marca.

“Buena Vista Social Club se ha transformado en varios grupos, incluyendo el mío”, señaló.

“Hago música tradicional cubana y continuaré haciéndola hasta el día que me muera”, agregó.

“El sonido de Cuba”

Para muchos alrededor del mundo, Buena Vista Social Club es el sonido que define a la música cubana.

Se puede escuchar música parecida a “Chan Chan” en casi cada calle en el centro turístico de La Habana Vieja.

Sin embargo, en Cuba éstas son canciones consideradas éxitos del pasado. En el país caribeño, Buena Vista debe competir con todos los ritmos: desde salsa pasando por el reggaetón y las baladas de ídolos revolucionarios como Silvio Rodríguez.

“Es un país tan musical, con tantos ritmos, la gente joven ha tomado su propio rumbo”, indicó Baloy.

“Aquí todavía se escucha pero para el resto del mundo, Buena Vista continúa siendo el sonido de Cuba”, afirmó.

La banda original del Buena Vista Social Club –que se dio a conocer a través de un galardonado documental- estaba conformada por varios músicos ya envejecidos que fueron agrupados por el guitarrista estadounidense Ry Cooder en 1997, en un intento por redescubrir la música del pasado pre-revolucionario en Cuba.

Desde entonces, muchos de los que alcanzaron la fama a través del documental han muerto, entre ellos el pianista Rubén González y el cantante Ibrahim Ferrer.

Nueva generación

Es la banda que fuera de Ibrahim Ferrer la que ha dominado las funciones y en la actualidad va de gira por el mundo ofreciendo una mezcla de caras viejas y nuevas bajo el nombre de Orquesta Buena Vista Social Club.

Aparte de un concierto ocasional en un hotel ubicado en el complejo turístico de Varadero, la orquesta casi nunca se presenta en Cuba.

Una de esas excepciones fue una sesión informal de práctica que se llevó a cabo en la Escuela Nacional de Arte de La Habana.

Desde entonces, varias de las estrellas originales han seguido sus carreras como solitas, como la cantante Omara Portuondo y el percusionista Amadito Valdés.

“Queremos que esos estudiantes se embriaguen con estos sonidos tradicionales. Es importante transmitir esta música a la nueva generación para que no caiga en el olvido”, indicó el conguero Angel “Terry” Domech, antes de salir al escenario.

Amadito Valdés es uno de los integrantes más jóvenes de la orquesta original que se hizo famosa a través del documental.

En estos días, Valdés va de gira por el mundo junto a su orquesta pero se siente inmensamente orgulloso de lo alcanzado.

“Buena Vista Social Club retomó el mercado de la música latina que Cuba, por razones políticas, había perdido. El turismo en Cuba aumentó particularmente después del lanzamiento de la película” producida por Cooder y dirigida por Wim Wenders”, agregó.

“Marca registrada”

Buena Vista se ha convertido en un proyecto más que en una banda.

“Se ha convertido en una marca registrada. Muchas de las figuras conocidas que estaban en Buena Vista han desarrollado sus propias bandas; ése es el espíritu de Buena Vista”, afirmó Valdés.

Actualmente, este conguero de 63 años aún vive en La Habana, en el mismo apartamento humilde en el que creció.

En las paredes de su pequeña sala hay colgados discos de oro colocados al lado de las fotos en blanco y negro de su padre, quien fuera un clarinetista en una conocida orquesta cubana.

También hay una glamorosa fotografía a colores de su hija, Idania, quien ahora es la cantante femenina que sale de gira con la orquesta Buena Vista Social Club. Sólo tenía 20 años cuando se unió al grupo.

“Fue un poco desconcertante al principio, especialmente reemplazar a gente tan conocida”, admitió.

Diva cubana

Omara Portuondo es una de las superestrellas de la orquesta original que aún goza de alta popularidad en Cuba.

La diva, de 79 años, es invitada con regularidad a presentarse en importantes eventos culturales y políticos.

En una reciente cumbre de la Alianza Bolivariana para las Américas (ALBA), Portuondo cantó en la ceremonia de clausura; el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, le lanzó besos mientras que el mandatario cubano, Raúl Castro, se acercó a ella y le besó la mano.

Portuondo fue también la primera artista cubana a quien se le concedió una visa para que se presentara en Estados Unidos, luego que el presidente de ese país, Barack Obama, pusiera fin a las restricciones impuestas a los intercambios culturales con Cuba.

Su más reciente álbum obtuvo un premio Grammy Latino, galardón que ella recibió en persona en la ceremonia de premiación realizada en la ciudad de Las Vegas.

Su repertorio va más allá de los sonidos clásicos de Buena Vista pero la orquesta y su música, según ella, siempre vivirá.

“Este tipo de música siempre estará con nosotros. Es el sonido de Buena Vista. Los integrantes puede que cambien, algunos han muerto, pero el espíritu se mantiene”, concluyó.

Fuente: bbc.co.uk

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: