Willy Chirino: " El concierto de Juanes no sirvio para nada"

Víctor Sánchez Rincones
En Miami Willy Chirino es un ídolo y un símbolo de libertad y de lucha. Muchas de sus canciones recogen el sentir de un pueblo que añora un país alejado de las cadenas opresoras del régimen castrista.
El cubano, quien ha recibido incontables premios como una estrella en la Calle 8, varios discos de oro, un Grammy y reconocimientos por parte de la UNICEF y el Departamento de Estado de Estados Unidos por su labor humanitaria, que realiza a través de su propia fundación, en entrevista a Latino declaró que está eufórico por sus presentaciones en este país. “Tengo muchos años que no voy a cantar a Madrid, y en Barcelona, nunca he estado. Así que allá vamos con toda mi orquesta y un buen equipo de sonido. Es decir: vamos con todos los hierros”.

Lo que todos se preguntan es si usted volvería a cantar en Cuba estando en el poder los hermanos Castro…

Definitivamente. Hace poco le envié una carta al señor Raúl Castro, a través de su oficina de intereses aquí en Washington, en la que le pedía que mi concierto que se hizo en el American Airlines Arena fuera transmitido a través de una pantalla que yo costearía y la cual iba a instalar en medio del Malecón, en un sitio que le llaman La Piragua, para que la gente de Cuba pudiera disfrutar de mi show. Pero naturalmente jamás se dignaron a responderme. Es algo que yo he propuesto no sólo en ese aspecto; he sugerido además que haya un verdadero intercambio cultural y político. Nosotros los cubanos lamentablemente no podemos obviar la política porque llevamos 50 años sufriendo de una dictadura comunista. Queramos o no somos víctima de la política. Quisiera -y lo he manifestado públicamente- que artistas cubanos de Cuba, esos que apoyan al gobierno y que le cantan al comandante, que vengan aquí a Miami y hagan un concierto público y expongan su punto de vista. A cambio de eso pedimos lo mismo en La Habana con artistas como Gloria Estefan; iríamos a cantar la música cubana de la forma como nosotros la sentimos y que el pueblo reciba el mensaje político y social que tienen algunas de nuestras canciones. La guitarra no suelta balas y ningún mensaje está pidiendo lucha, controversia, terrorismo, confrontación. Está pidiendo es libertad.

Ahora que ya pasó el revuelo del concierto de Juanes, ¿cuál es su percepción al respecto?

Yo vi buena voluntad porque me reuní con ellos (los organizadores). Vi una manera de buscar alguna solución, de mirar esto como un primer paso. Pero nosotros que tenemos la experiencia, sabíamos que a nivel social no iba a pasar nada. Todavía hay presos políticos, no hay libertad de expresión, el pueblo no puede elegir a sus gobernantes, no hay libertad para entrar y salir de la isla, tampoco el pueblo puede navegar por Internet y menos expresarse libremente. En definitiva: el concierto no sirvió para nada, sólo para que mi gente viera a artistas internacionales.

¿Qué piensa de aquellos cantantes que critican a los cubanos de Miami y no se implican del tema político de su país?

Chico, no quiero ponerme a criticar a un artista en particular; yo lo que sí te puedo decir es que todo cubano que conozca la realidad de su país tiene el deber ante su pueblo de denunciarla y alzar la voz. Eso es lo que yo hago en cualquier parte del mundo. Pero quiero que sepan tus lectores que mis conciertos son de música bailable y de disfrute. Esa es mi función y quiero que la gente esté consciente de eso. Otra cosa es que en entrevistas, cuando hablo a la prensa, me inmiscuya en el tema político. Lo hago porque es mi deber como cubano y porque hay que denunciar la tragedia de mi pueblo que es desconocida. A mí me frustra mucho escuchar gente a través de la televisión que habla de Cuba como una especie de utopía. Y eso es muy triste. Por lo tanto, insisto, nosotros que tenemos la oportunidad de llegarle a millones de personas, cuando se presenta la oportunidad de denunciar, hay que hacerlo sin miedo y con valentía.

Un cantante que no le canta a su pueblo tiene que tener en su interior un dolor muy profundo…

Sí, la rabia, el llanto y el dolor se entremezclan. Es lo que pasa dentro de mí a cada momento.

Si no estoy mal, Willy Chirino salió de Cuba cuando era muy pequeño…

En realidad yo salí de Cuba con 14 años. Cuando tú tienes esa edad ya sabes quién eres, tienes recuerdos que no se te olvidan jamás. Yo a Cuba la mantengo en mi corazón todo el tiempo. No he regresado porque la situación política no me lo permite, pero estoy al tanto de la realidad de mi país en todo momento a través de amigos, de conversaciones que tengo a diario con gente que me escribe y que está dentro de la isla.

Muchos han bautizado su música como el sonido de Miami…

La verdadera razón de un artista es la creación. Entonces yo siempre he tratado de hacer algo diferente: fusiones musicales, incorporar sonidos; siempre en la búsqueda de lo no establecido, y eso es lo que identifica mi música y la gente que sigue mi carrera lo reconoce; a la vez esta creatividad me ha generado problemas con compañías discográficas que no entienden mi capacidad de hacer cosas nuevas, diferentes, desmarcadas de lo cotidiano. Es una lucha constante.

¿Cómo definiría entonces su estilo musical?

Es una ensalada (risas). El plato fuerte es la música cubana, naturalmente. Pero hay ingredientes de rock. Ahora mismo estoy en la elaboración de mi próximo disco. Son catorce canciones de Los Beatles grabadas en mi propio estilo. Huy, estoy encantando con eso chico.

¿Quién es Willy Chirino?, en el sentido personal y familiar.

Soy un hombre que nació en Pinar del Río, que viene del campo de Cuba, que trae esas vivencias y ese estilo de vida que ha mantenido a través de los años. Vivo en los Estados Unidos hace muchísimos años pero nunca me he identificado con esta nación. Soy agradecido con este país por abrirnos sus puertas, por darnos trabajo, pero nunca me he sentido americano. Yo soy cien por ciento cubano. Aunque no vengo de una familia de músicos, subirme a un escenario y cantar, y poder vivir de lo que hago, que es la música, siempre fue mi sueño. Por eso estoy eternamente agradecido a Dios y a la vida por haberme dado tantas cosas maravillosas.

Fuente: latinomadrid.com

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: