Los Van Van están chapeando en Miami


Los Van Van, la banda insignia de la salsa cubana está chapeando en Miami, con el songo y la timba cubana. Chapeando es el título de uno de los discos de Los Van Van. La palabra chapeando quiere decir en el lenguaje campesino: cortar la yerba, limpiar el cañaveral.

El tren rítmico de La Habana comenzó su visita a la Florida por Cayo Hueso, tierra de tabacaleros donde José Martí buscaba apoyo para la Independencia cubana y donde estuvo hace 62 años Arsenio Rodríguez en viaje hacia Nueva York.

De Cayo Hueso Los Van Van se trasladan hacia Miami donde hay cierto recelo de parte de algunos, pero donde ya se encuentra vendido, hace rato, todo el teatro. La expectativa es muy grande, en la ocasión anterior hubo revuelta con la banda cubana.

“El Miami de hoy no es el Miami de ayer –dijo Juan Formell a la agencia AFP-, las emisoras de radio están anunciando nuestra visita, hay sport, y hay mucha resonancia. ¡Ojalá todo salga bien!”.

Formell está tanteando el escenario estadounidense, después del cierre del 2001, posterior a la caída de las torres en los hechos del 11 de septiembre. Los cubanos llevan al norte música y amistad. Desde 1989 Formell clamaba por una vista a Nueva York.

“Penetrar en el mercado de Nueva York –decía Juanito hace 21 años-, es nuestro anhelo. La Babel de Hierro tiene una dinámica impresionante, allí nació la salsa latina alimentada de la música y los músicos cubanos. Allá hay un enorme público interesado en nuestra música, además, triunfar en esos rascacielos te proyecta de un modo incomparable. Pero lamentablemente nos niegan la visa el Departamento de Estado. Ojalá que algún día se propicie el cambio en ese sentido y que por fin llevemos allá el trabajo de la orquesta: porque sé que vamos a gustar y triunfar. Ellos son la meca del mercado, pero nosotros somos la meca de los ritmos y hay que contar con Cuba para la fiesta de la música latina”.

Siete años después, en 1997 la temeraria banda de Formell aterriza en los newyores, escándalos en los EE.UU. La prensa se pronuncia de esta manera:

“Al fin llegaron los cubanos, los cronistas de la Isla grande están aquí” (Juana García Cornejo/ El Mensajero)

“Los Van Van sacan chispa en los escenarios neoyorkinos” (El Nuevo Herald)

“Escuchar a Los Van Van es como toparse con un hermano gemelo que te habían arrebatado al nacer y enviado a criarse a la media vuelta del mundo. Cualquiera que conoce la salsa, conoce a Los Van Van”. (Peter Watrous/ New York Times)

La historia se vuelve a repetir, pero ahora magnificado, Los Van Van a partir de mayo realizarán una gira por setenta ciudades estadounidenses. La tierra va a temblar en los EE.UU. con los cañonazos timberos de Los Van Van.

El siglo XXI ha comenzado bien para la música y los músicos cubanos, primero fue Paulo FG que sofocó a la gente de Miami, en noviembre estuvieron invitados por la Universidad de Hostos, el Septeto Nacional Ignacio Piñeiro, causando gran revuelo, recibiendo en los camerinos a los grandes de la salsa latina: Eddie Palmieri, Gilberto Santa Rosa. “Llegaron los inventores de la salsa”, manifestó Santa Rosa. “No quería morir sin conocer a los que crearon la música de fundación”, agregó Palmieri.

Le siguieron al Septeto de Piñeiro, la visita a los Grammy de Omara Portuondo que se alzó con el premio. Ahora han pasado con mucho éxito por Miami, Nueva York y otras ciudades La Charanga Habanera, con ese estribillo que tiene a todo el mundo hablando solo: “Yo gozando en La Habana y tu sufriendo en Miami”.

Volviendo a Los Van Van, la tropa de Formell cumplió 40 años en el candelero salsero, han recibido muchos homenajes, se les grabó un DVD con giras por Cuba. Seguramente tomarán película de esta nueva gira wagneriana (larga) en mayo.

Formell se siente satisfecho, todos sus sueños se han cumplido, su divisa de dar alegría y hacer bailar a su pueblo se ha cumplido y por si fuera poco, su música la ha llevado por cinco continentes, hasta la llamada Tierra Santa. La música cubana es muy perseverante.

“Trabajo que nos ha costado, de esas luchas me han salido todas estas canas, – me dice Formell, pero esto no se ha terminado, la fiesta continúa.

Fuente: cuba.cu

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: