Con Gente D Zona siempre se baila


La ausencia de uno de los dos cantantes de Gente D Zona no se notó, el pasado sábado día 23, en la actuación del grupo ante cientos de cubanos que llenaron la Discoteca Son 3 de La Orotava. Tras los últimos conciertos, Alexander se ha mostrado como el máximo protagonista y figura indispensable en el conjunto, última expresión rítmica y delirante de los barrios y calles de La Habana. A la cita en Canarias no pudo acudir el segundo de a bordo en Gente D Zona, Jayko, que sufrió una rotura de rodilla y permanece escayolado y en reposo en Cuba. Pero el grupo, formado por un deejay, baterista, conguero, dos vientos (trompeta y trombón) y voces (un coro y Alexander como solista), hizo olvidar desde las primeras canciones a Jayko -el más rapero de ellos dos-, ya que su ausencia no fue motivo para que la máquina de cubatón la “armara” en Tenerife.
En Gran Canaria se repitió la actuación porque se habían vendido todas las entradas. Pero el mal recuerdo de esos dos conciertos lo trajo -acompañado de malos modos, porras, perros, cascos, pasamontañas y armas cortas en mano-, un grupo de jóvenes policías nacionales que protagonizaron una desproporcionada redada en la discoteca de la capital grancanaria durante el segundo concierto. Cuentan que fue una intervención sin aparente motivo, cargada de agresividad y modo poco cortés de los agentes.
Gente D Zona mueve al personal de una manera asombrosa. Sobre todo a los siempre calientes y cimbreantes cuerpos cubanos. No practica el clásico regetón al uso en San Juan de Puerto Rico y otras capitales latinas. Primero se distingue por otro tipo de letras, menos ofensivas al género femenino y cargadas de rimas jocosas o reivindicativas. Su segunda referencia es el ritmo, guiado por bases que el discjockey suelta de sus aparatos, pero ricamente complementado por instrumentos de verdad: batería-timbal, conga y percusión menor. Además, utilizan vientos que responden a los coros creando frases cercanas a la salsa, guagancó, viejos sones o ritmos africanos.
“¿A quién van a matar o van a eliminar? Si ya está demostrado que yo soy el animal”, canta Alexander mientras las manos arriba del público sirven no sólo para grabar con el móvil sino como exorcismo colectivo. Letras que responden a piques con otros grupos urbanos o letras que hablan del amor de calle, de barrio pobre… “Ella no me ve pero me extraña. Y su familia me está haciendo una campaña. No sé por qué, yo no me explico; le gustan los feos no le gustan los bonitos”. Frases contundentes que caen a ritmo. Sólo unas cuantas palabras cargadas de experiencia de barrio, que riman y se repiten una y otra vez para atraer la atención del que escucha o baila. Con Gente D Zona siempre se acaba bailando.

Fuente: megalatina.fm

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: