El Rey del Reggaetón en Talleres


Daddy Yankee se presenta hoy en Mendoza ante no menos de 11 mil personas. Promete un show con diversión y mucho baile.
Es 8 de diciembre. Hay gritos sobre el césped del estadio de Ferro. Cuerpos apretujados, sudor, impaciencia. Cualquier sonido expelido por los parlantes, cualquier movimiento de luces, se traduce en alaridos y ansiedad. Detrás de escena, todo está dicho en voz baja, pero las emociones son las mismas. En una carpa ambientada con sillones de cuero blanco, televisores, velas y una enorme bandera, Daddy Yankee sonríe detrás de sus anteojos oscuros y se deja fotografiar con un grupo de fans. De inmediato, y sin perder la sonrisa, atiende también a los pocos, poquísimos periodistas que hemos conseguido sortear, con mil triquiñuelas y solidaridad, el operativo que se supone para un artista que mantiene en vilo a los que esperan que salte a escena.
Daddy Yankee viene de pasar por Fuerte Apache, la populosa villa porteña que vio nacer, entre otros, al futbolista Carlos Tevez. Viene también de visitar la cancha de Boca y rodar un videoclip de su tema El grito mundial. Pero el Rey del Reggaetón no parece estar nervioso ni mucho menos. El tiempo apremia y su manager y otros compatriotas lo apuran y nos apuran, pero si por él fuera, respondería cualquier pregunta que se le haga. No importa si es sobre su música o sus discos, o si es por el dinero que gana, las letras que escribe o la realidad social. Él responde y sabiendo que hemos llegado desde Mendoza para adelantar cómo será su show (N. de la R: esta noche a las 20 en Andes Talleres), esto es lo que nos dice:
–Estás a punto de dar el primer show de este final de gira de 2009 en la Argentina, pero estás muy tranquilo…
–Es que preparo todo con el equipo de trabajo, somos 40 personas que trabajan con el show de Daddy Yankee. Así que en cuanto a mí, estoy muy tranquilo, muy natural. Dejo que fluya la vida.
–¿Cuántos shows has dado este año?
–Guau, la verdad es que no me he puesto a hacer los números. Pero gracias a Dios, hemos dado más de la cuenta.
–¿Y qué características tendrá puntualmente el show que darás en Mendoza?
–La propuesta de nosotros siempre ha sido muy interesante desde la escenografía, que es muy innovadora. Traemos un efecto muy llamativo para la audiencia. El cuerpo de baile la gente lo conoce desde los videos y es algo que me caracteriza a mí como “entertainer”, así que siempre está presente. Y la banda en vivo la integramos a nuestra y conseguimos una fusión muy interesante: hay otra “vibra” cuando uno toca en directo.
–¿El público notará que las versiones en vivo tienen ciertas diferencias con las versiones grabadas?
–Claro, hay muchas. Eso se notará en temas como Lo que pasó pasó, Ella me levantó, Qué tengo que hacer, Pose, Somos de calle, con las que hacemos una versiones que hacen que en vivo suenen diferentes, con gran energía.
–En eso debe tener que ver mucho tu banda, que dicen es muy buena…
–Sí, te digo que para mí es importante eso, conociendo la clase artística de Argentina, y los méritos musicales que aquí tienen. Como sabemos, la mayoría de los artistas aquí tocan en banda, así que cuando toqué hace poco y la crítica dijo que Daddy Yankee tenía una excelente banda, me sentí muy orgulloso.
Los músicos argentinos
–A propósito de esto que nos contás, hace unos 20 años el rock argentino consiguió imponerse en toda Hispanoamérica. Ahora podríamos pensar que Puerto Rico da la respuesta, haciendo lo propio con el reggaetón. En tu caso, ¿escuchabas a los grupos argentinos que alcanzaban reconocimiento mundial?
–Sí, por supuesto. En Puerto Rico se dejaron sentir muchísimo. Los Fabulosos Cadillacs, Los Cafres y tantos otros grupos. Pasa que la música de la Argentina es excelente.
–¿Y te imaginás que surja algún buen artista de reggaetón, pero proveniente de la Argentina?
–¡Sí, claro que sí! Sé que va a existir, sé que va a nacer. Porque el movimiento nuestro, aunque nació en Puerto Rico, ya no tiene una sola bandera. Se convirtió en un movimiento latino, y ya están surgiendo artistas aquí, y también Honduras, en Venezuela, en Panamá, en Guatemala, en Colombia. Están dándose a conocer y poco a poco van escalando peldaños.
Un estilo de vida
–Debido a tu éxito, sos en gran parte responsable de que este género haya trascendido las fronteras de Puerto Rico…
–Siempre he declarado que el género pertenece a todos los latinos. Nosotros somos un estilo de vida y por eso toda una nueva generación se identifica con este estilo de música, todo el mundo la interpreta. Lo mismo pasó con la salsa, con el rock. Asimismo están naciendo en todo el mundo artistas de esta música urbana.
–Gozás de una gran fama, una fama que da dinero y chicas lindas, seguramente. ¿Aparece en algún momento la necesidad de resguardar a Raymond Ayala, tu nombre verdadero, de la fama de Daddy Yankee?
–Yo nunca me he sentido amenazado por la fama, te lo aseguro. Estoy muy real. Lo importante es no fallarte a ti mismo, y por eso me mantengo muy real conmigo mismo. Yo simplemente dejo que la fama trabaje para mí y yo no trabajo para ella.
–¿Mendoza te espera, qué tenés que decir para los mendocinos?
–Para mi gente de Mendoza, espero conocer la ciudad, como número uno. Que tenga la oportunidad de salir un rato, rumbear. Porque tengo la necesidad de salir por allí para recibir la buena vibra de la gente. Y después, dar el concierto. Y seguir rumbeando después del concierto (risas).

Fuente: diariouno.com.ar

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: