Dimensión Latina celebró con éxitos de Jerry Rivera


Celebraron sus 37 años de vida, en un concierto que contó con un invitado especial, el otrora niño de la salsa, Jerry Rivera, quien fue el que realmente se robó el show.
Aunque el cuerpo lo pedía, la tarea era difícil de cumplir. Las gradas del Anfiteatro del Sambil impidieron que las parejas bailaran libremente al ritmo del son de la Dimensión Latina. En el poco espacio libre, algunos espectadores complacieron ­con pasitos de baile cortos­ sus ganas de celebrar los 37 años de vida de la orquesta venezolana el jueves en la noche, en un concierto que contó con un invitado especial, el otrora niño de la salsa, Jerry Rivera, quien fue el que realmente se robó el show.
Ante la falta de espacio, muchos asistentes se resignaron a observar el espectáculo sentados. Aplaudieron a los integrantes de la Dimensión Latina cuando salieron a la tarima, cerca de las 10:00 pm, después de que el merenguero Omar Enrique se encargara de calentar el ambiente con temas como “Mil kilómetros”, “Un mundo para dos” y “Entre tú y yo”.
Fueron presentados por el animador radial conocido como el Tigre Rafael. Luego del grito “¡Á-ni-mo!”, expresó que la trayectoria de la agrupación es la historia de la salsa en Venezuela.
El grupo tocó más de 15 canciones. “El frutero”, “El cañonazo”, “Dormir contigo”, “Arroz con manteca”, “Juancito Trucupey”, “La piragua” y “Taboga” estuvieron entre las más coreadas.
Los aficionados de la Dimensión Latina pedían un tema tras otro y los integrantes complacían, ante el disgusto de algunas seguidoras del boricua Jerry Rivera. “Yo vine fue por él. Lo amo”, dijeron.
La orquesta se despidió con la canción convertida en un clásico “Llorarás”, que hizo famosa el ex miembro y fundador de la agrupación, Oscar D’ León.
Cuando el intérprete puertorriqueño de 36 años de edad asomó su rostro en el escenario, cerca de la medianoche, las admiradoras estallaron en gritos. Algunas fanáticas se mostraron impresionadas al ver que, en 6 años de ausencia de los escenarios venezolanos, el artista ha ganado unos cuantos kilos, que se notan considerablemente en su cara, brazos y pecho.
Con movimientos lentos y hasta un poco perezosos, el intérprete se desplazó por la tarima para interpretar los éxitos de su repertorio. Cantó sin hacer muchos cambios a la música y letras originales de temas que tienen más de una década.
“Me estoy enamorando”, “Qué hay de malo”, “Dame un beso así”, “Ese”, “Desnúdate, mujer”, “Mi libertad” y “No hieras mi vida” fueron algunas de las canciones con las que llevó de vuelta a las aficionadas a su adolescencia y con los que se cerró el espectáculo en honor a una de las orquestas con más trayectoria en el país.

Fuente: el-nacional.com

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: