En su salsa Luis Enrique


Los más de diez años fuera de las ondas radiales y sin pisar Puerto Rico no hicieron mella para el cantante Luis Enrique, quien el viernes y sábado llenó a capacidad la Sala de Festivales del Centro de Bellas Artes de San Juan con sendas presentaciones, como parte de su concierto Ciclos.
La misma sala que lo acogió en la década de los 90 en su primera presentación en la Isla, vibró con cada una de las notas del intérprete, quien logró entrelazar sus éxitos con los nuevos temas de su reciente propuesta musical.
A son de plena, a las 9:45 de la noche del viernes, y como una dosis de energía y sabor, arrancó el concierto, con una comparsa que se movió por los pasillos laterales del recinto y que culminó en el escenario. Sorpresivamente, uno de los tres retazos de tela que colgaban del techo se desprendió, apareciendo el “Príncipe de la Salsa”.
Y así estuvo el Príncipe, en su salsa, haciendo un despliegue de sus dotes como guitarrista, conguero, timbalero y, por supuesto, como cantante.
Una orquesta de 11 músicos, dirigidos por Roberto Virela, lo acompañó por cada uno de sus “ciclos”. El primero de ellos lo comprendió un medley de los temas Desesperado, Compréndelo y Tú no le amas, en el que dejó más que claro que el género tropical es el suyo, el que nunca debió haber abandonado para experimentar con otros ritmos.
Tras una invitación por parte del cantautor a olvidarse de la crisis que azota a Puerto Rico, continuó el concierto con No te quites la ropa, seguido por el tema Cómo volver a ser feliz, de su nueva propuesta musical.
Los gritos de “te amo” y “Luis Enrique, eres mío” no se hicieron esperar entre las mujeres presentes.
Familias enteras, jovencitas y no tan jovencitas se contonearon en sus asientos, aunque otros no pudieron evitar pararse y dar uno que otro pasito de baile.
En lo que marcó el intermedio del espectáculo, y la única vez que Luis Enrique abandonó el escenario, el Grupo Experimental de la Escuela de Música, dirigido por el profesor Félix Escalera, interpretó El cumbanchero, de Rafael Hernández. Los estudiantes se botaron a tal punto que los presentes reciprocaron su presentación con una ovación.
“He tenido muchas experiencias en mi vida, pero nunca una como ésta de haber compartido con estos jóvenes”, expresó el artista a su regreso para interpretar Lo que pasó entre tú y yo.
Su amor patrio por su querido Somoto -pueblo nicaragüense donde nació y vivió hasta los 15 años de edad- salió a flote en el tema Autobiografía. Con éste también rindió tributo a los miles de indocumentados que viajan a Estados Unidos, en busca de un nuevo amanecer.
Y hablando de amores, el Luis Enrique papá afloró al hablar de su hijo Lucas, presente entre el público, a quien dedicó el tema Inocencia.
Mi mundo, Sonríe, San Juan sin ti, Cambia y Así es la vida siguieron en la lista de temas.
Al filo de las 11:45 de la noche, y con el éxito Yo no sé mañana, Luis Enrique se despidió de Puerto Rico, con un público que pedía otra más. El artista complació a los presentes con dos ñapitas: Abre tus ojos y Dale un chance, poniendo fin a una noche en la que las preocupaciones quedaron atrás.

Fuente: primerahora.com

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: