Víctor Manuelle contiene al “llorón” que hay en él


Durante el show, que duraría menos de una hora sin problemas de sonido o ambientación, se presentaron imágenes de Víctor Manuelle junto con su familia en una pantalla ubicada detrás del escenario. (Para Primera Hora / Israel González)
Víctor Manuelle hizo esta noche con un público selecto lo que no había hecho antes con su disco Muy personal: cantar sus temas en vivo. El exponente de salsa se presentó en el teatro Raúl Juliá del Museo de Arte de Puerto Rico en un concierto KQústico “especial”, según lo describió, no tan sólo porque careció de una muestra significativa de ese género para privilegiar sus baladas, sino porque implicó “otro tipo de entrega”.
Es que desde la primera canción de un repertorio programado para 10, el intérprete tuvo que hacer “un gran esfuerzo” por contener las lágrimas, y más él, que es “llorón”.
“Ustedes van a tener lo que nadie había tenido: un concierto o presentación de este disco. Esta producción es la más importante de mi carrera y siempre lo será. Habrá 20, 30 producciones más, pero ésta es la más importante porque es la que dedico a mi familia”, dijo.
Tan pronto calló, la audiencia le ofreció sus gritos, aplausos y hasta llanto. Al principio había sólo 80 personas: 40 ganadores del concurso que realiza la emisora KQ 105 en su emisión de 3:00 de la tarde a 7:00 de la noche con el locutor Pedro Villegas, y sus 40 respectivos invitados. Pero la intensidad de esas demostraciones de sentimentalismo era casi la del doble, especialmente cuando Víctor Manuelle terminó de cantar Vivo orgulloso y Amor de madre.
….
Estas dos melodías, contenidas en el cedé al que hizo referencia, versan sobre el agradecimiento del vocalista hacia sus padres y hacia el público, y se prestan para que éste se identifique con sus progenitores. En la segunda, el cantante perdió por instantes el tiempo por el enorme taco que demostraba aguantar en su garganta.
Lo mismo le ocurrió cuando entonó Mágicas princesas, que cuenta el gran “celo de padre”, como él le llama a una de las formas del amor que siente por sus hijas, Kinaysha Mar y Yanishka Mar.
Si bien se titulaba Muy persona, la velada continuó con las ya típicas “baladas de despecho” de Víctor Manuelle: Tengo ganas, Maldita suerte y Nuestro amor se ha vuelto ayer. En este momento el público por fin se manifestó como corista improvisado. El clímax del romanticismo impartido se alcanzó con la tercerda de éstas, en la que lo acompañó Yanira Torres, la corista de su colega Luis Fonsi, a quien se la “cogió prestada”.
El mismo tono se mantendría con Yo confío en ti, Tiene mi sangre y Cómo te he querido yo, aunque “El Sonero de la Juventud” manifestara que estaba “loco por gritar un ¡eeee!” de salsa, lo cual lograría durante Dile a ella.
La presentación fue precedida por la animación del locutor Amós Morales, quien exhortó a los invitados a “dejar aflorar su sentimiento”. Este KQústico se diferenció de los otros que ha organizado KQ105 en que entre el artista y sus fanáticos medió más formalidad y menos cercanía, a pesar de que Víctor entró paseándose entre las gradas para dar besos, abrazos y sacarse fotos con ellos.
Durante el show, que duraría menos de una hora sin problemas de sonido o ambientación, se presentaron imágenes de Víctor Manuelle junto con su familia en una pantalla ubicada detrás del escenario.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: