Isaac Delgado " Mi musica no tiene tinte politico"


El salsero cubano abandonó su bella Isla para enfrentar un nuevo reto en la vida: llevar su música a otras naciones
A diferencia de Manolín, ‘El Médico de la Salsa’, Isaac Delgado es de los pocos músicos cubanos que ha recibido el apoyo del público de Miami. Es bien sabido que ser aceptado en esa ciudad es difícil, y si te enfrentas a los grupos anticastristas – los cuales son capaces de vetar en los escenarios y en los medios de comunicación a todo aquel que se atreva a insinuar cualquier desprecio contra sus políticas de presión contra el régimen de Fidel Castro- has cavado tu tumba.
Manolín, quien es un salsero con una posición contundente al respecto, hace poco abandonó la ‘ciudad del sol’ y se radicó en Madrid. Lo hizo porque estaba cansando, como dice él, de un grupo de personas que se encargaron de anularlo y sacarlo de la escena pública. Isaac Delgado, por el contrario, cada vez que puede afirma que todos los cubanos de Miami son su gente, su pueblo; esos que lo han apoyado siempre a pesar de lo bien o mal que se hable de ese sector poderoso.

¿Qué te diferencia a ti de ‘El Médico de la Salsa’?

La diferencia es que él es médico y yo soy chévere (risas). Manolín es un tipo que ha realizado un trabajo bien grande, muy popular en Cuba a través de su sabiduría popular y de los coros. Él es más cercano a la timba y yo al feeling, al movimiento más bolerista cubano, a la salsa internacional. Ahí está la diferencia nuestra.

En Miami hay odios y pasiones…

No puedo hablar mal de Miami. Yo le debo mucho a los cubanos en cualquier parte donde estén.

¿Sean anticastristas o no?

Lo que estoy buscando es hacer mi música y ser un artista del mundo. Cuando tú te tiras a un lado de la política como es lógico tienes que hacer partido y mi posición al respecto la conocen mis amigos y mi familia; y mi arte no tiene partido. La música mía es la latina, la cubana y es lo que yo estoy intentando internacionalizar sin ningún tinte político.

¿Por qué hablas bien de Miami y otros reniegan de esa ciudad?

Yo respeto a los cubanos de Miami porque detrás de cada uno de ellos hay un sacrificio; se han perdido muchas vidas entre las noventa millas que hay entre Cuba y Estados Unidos. Entonces si tú llegas a un lugar donde te abren los brazos, ¿por qué tienes que ser desagradecido? Yo no he ido a Miami a pararme en una esquina. He ido a hacer música y la gente que está ahí me ha ido a escuchar; entonces yo tengo que respetar eso. Es una satisfacción y un agradecimiento especial el que siento por todos esos cubanos.

Isaac Delgado, ¿cuándo sale de Cuba?

Hace tres años.

¿Por qué decides irte de la Isla?

Yo me voy de Cuba porque a mí me hicieron salir. El trato humano y la rigidez del Ministerio de Cultura, la falta de libertad para poder hacer lo que yo quería hacer en mi trabajo me obligó a tomar otros rumbos en mi vida. Y es que esa decisión no fue de un día para otro; estaba de por medio mi madre, quien no quería salir de Cuba. Tras la muerte de ella es que ya no doy marcha atrás y me lanzo a la aventura. Desde México crucé la frontera.

¿Qué ganaste y qué perdiste al dar ese paso?

He perdido mi gente, mi esquina de mi casa, mi familia que tengo allá. He ganado en experiencia, en fuerza para poder enfrentar el futuro. He aprendido a vivir nuevamente de otra forma y profesionalmente me he desarrollado mucho. En estos tres años he tenido la suerte de hacer escenarios que jamás imaginaba que iba a ser.

¿Recuerdas el equipaje de ese viaje?

No fue una maleta; fue una maletica. Ahí traía música, algunos recuerdos familiares y un cochecito con mi hija. Iba con mis tres hijos, mi esposa Massiel y con la fe y con el corazón para seguir adelante en mi nueva vida.

Tu familia, ¿qué dijo ante este gran cambio en tu futuro?

Mi familia se enteró después. Ni yo mismo sabía que iba a partir para no regresar; fue un momento definitivo para mi carrera y no me arrepiento.

¿Hay añoranzas de volver a Cuba? ¿Estás luchando por regresar a tu país?

Esa no es mi meta ahora, pero sí tengo la añoranza de regresar y tocar para ese público que me hizo como artista. Y es que le debo mi carrera al pueblo que me levantó, que me hizo creíble para el mundo entero.

Tú eres un músico que le ha tocado empezar de cero…

Vamos a decirlo así: para cualquier cubano es duro empezar de nuevo en un país que no es el tuyo porque no nos pasa como a otros artistas de otros países que pueden regresar las veces que quieran a su tierra. Si tú sales de Cuba y el gobierno determina que tú eres prohibido (como es el caso mío y el de Manolín) entonces la plataforma nuestra se baza en los cubanos que viven en los Estados Unidos y Europa. No tenemos una plataforma comercial dentro de nuestro país y entonces ocurre que los discos nuestros se piratean y se comercializan de forma clandestina. Todo ello es muy doloroso porque la música es nuestro aire y si no se escucha nos sentimos sin alas para volar. Espero esta situación algún día cambie.

Isaac, ¿hablemos de lo que has logrado en estos últimos años?

He hecho dos discos. El primero con la compañía Univisión que después fue absorbida por Universal. El primer trabajo fue nominado a los Grammys latinos y americanos; también a los Billboard. Fue un disco que se produjo en la ciudad de Miami bajo la supervisión del gran Sergio George. En este trabajo invitamos al maestro Cachao, ya desaparecido, y a Gonzalo Rubalcaba; además de otras figuras importantísimas con las cuales quería trabajar desde hacía mucho tiempo. El segundo álbum lo realizamos en Puerto Rico; el productor fue otra vez Sergio George y José Lugo, éste último arreglista de todos los éxitos de Gilberto Santa Rosa. Con estos proyectos no perdí el sabor cubano, por el contrario, agregué toda la sabiduría de toda esta gente para engrandecer mi música. He estado también en varios premios importantes de la música latina en Miami, en todas las televisiones, en festivales como el Sanfranciscco Jazz Festival y el Monterrey Jazz Festival, al lado de figuras como Bill Cosby. Mi trabajo en estos tres años ha crecido porque yo no dependo de trabajar en Miami. Yo hago mis conciertos en todas las ciudades de Estados Unidos -que es muy grande- y sigo con mi trabajo en Latinoamérica y Europa. Yo uso a Miami como una casa donde me han dado un apoyo increíble.

¿Qué viene ahora para ti?

Acabo de grabar un tema con India. Precisamente con ella acabo de terminar una gira corta en Europa. Estuvimos en Milano, en Roma, en Brescia, en Suiza y todo fue un éxito impresionante. Y ambos estamos contentos con el trabajo realizado.

¿Definirías un palo musical la canción que grabaste con India?

Será un estruendo (risas).

¿Cuál es tu máximo sueño en estos momentos?

Seguir luchando y poniendo en alto el nombre de todos los cubanos en el mundo. Yo soy un embajador de mi país y quiero mostrar lo bueno de mi tierra a pesar de que no haya libertad. Cuba será libre algún día y yo quiero estar ahí para cantarle a mi gente. Ese es mi máximo sueño y sé que algún día se va a cumplir.

Fuente: latinomadrid.com

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: